Child Therapist
 
 
510-665-5513

Envíe un correo electrónico al experto en desarrollo infantil

 

Peter Haiman, Ph.D.

 

Qué dicen los padres

"Estoy tan feliz de que usted haya dado una clase tan cerca de mi casa, hace casi 20 años. Gracias por ser una persona amable, participativa y cálida. Su influencia provocó un efecto dominó muy positivo en las vidas de nuestra familia".

Lea más cartas de agradecimiento de los padres

Qué dice la prensa

"El Dr. Haiman es un entrenador de padres muy amable, afectuoso y dinámico. Apoya en un 100% el bienestar de la gente y el de los niños. Tiene un entusiasmo alentador; su apoyo a los padres y su empatía por ellos son inspiradores. Ha logrado que el trabajo de ser padres se convierta en algo satisfactorio".

Read this page in English
Recomendaciones al Dr. Peter Ernest Haiman

Cartas de agradecimiento de los padres: Pagina 1 | 2 | 3

24 de octubre de 2012
Soy educadora en edad temprana y actualmente trabajo en una organización sin fines de lucro, ayudando a los padres a través del teléfono con preocupaciones sobre sus niños de 0 a 5 años de edad. He leído muchos artículos y sigo buscando constantemente para apoyar a estos padres que tienen tantas preocupaciones diferentes. ¡En una de mis búsquedas encontré los artículos del Dr. Haiman y me gustaron mucho! Me encanta la forma en que expresa la información, es fácil de leer y entender. Siento que estoy hablando con él mientras leo sus artículos. Los temas que él escribe son preguntas que gente comúnmente nos habla para que los ayudemos con esas preocupaciones. Rivalidad entre hermanos, desarrollo emocional, disciplina, etc. son temas muy importantes que en mi experiencia profesional no resulta tan fácil obtener la información que busco. Los artículos del Dr. Haiman han sido muy útiles para mí, tanto para tener más conocimiento como madre como profesional ayudando a las familias con las que trabajo. Estoy muy agradecida por sus ideas y de haber encontrado esta gran información. Gracias por su dedicación.

3 de abril de 2012
Mientras buscaba en Internet información sobre cómo los regímenes de visitas pueden afectar a mi nieta de 2 años de edad, encontré la página web del Dr. Haiman. Yo, como los demás, empecé a leer los comentarios hechos por otras personas que se contactaron con el Dr. Haiman. Me resultaron tan interesantes que decidí llamarlo. Respondió a mi llamada inmediatamente y estuvo mucho tiempo escuchándome hablar sobre la situación de mi nieta, que está atravesando un régimen de visitas muy doloroso. El Dr. Haiman me dio muchísima información y luego, por un arancel que me pareció muy justo, escribió una carta detallada al sistema judicial (al que mi hija está apelando la decisión) acerca del impacto doloroso que sufriría mi nieta si continuara sometida a este tipo de régimen de visitas. Su información estuvo bien citada y sé que habrá estado mucho tiempo analizando el impacto negativo que el régimen actual de visitas de mi nieta podría causarle si no se modificara. El Dr. Haiman es un hombre muy amable y simpático. Definitivamente lo recomendaría si usted tiene hijos que están atravesando situaciones que podrían tener un impacto negativo en ellos.  Lo que me pareció sensacional y renovador es que apoyar a los demás y preocuparse por ellos es parte de su naturaleza, y, en especial, que desea ir más allá de lo que hoy en día parece ser cada vez más y más el estándar: “ante todo, el dinero”.
Le envío mi sincero agradecimiento.
Una abuela preocupada

28 de septiembre de 2010
Estimado Peter: Muchas gracias por haberme enviado un correo electrónico tan conmovedor y alentador. En los últimos meses he conocido a muchas personas tan amables y afectuosas… y usted, Peter, fue la primera de ellas. Apareció en nuestras vidas en un momento en que no sabía qué hacer o cómo conseguir ayuda para mi hijo y mi familia.
Esto me hace recordar con gratitud la atención intuitiva y genuina que nos brindó a mí, a mi hijo y a mi esposo…a pesar de que sólo nos comunicábamos por correos electrónicos, ya que vivimos en Irlanda. Y aunque usted vive tan lejos, estuvo listo para ayudarnos con el papeleo y con varias organizaciones para que podamos encontrar la ayuda que necesitábamos. Me señaló el rumbo y me indicó el camino que podría tomar. Me desvié muchas veces, pero usted me ayudó a regresar. Nunca perdió su paciencia; amablemente me incitó a encontrar –con la ayuda de ________ y de ________– la mejor opción para nosotros, como familia. Siempre hace las preguntas adecuadas.
En cierto momento, nos dijo que quizás _______ sentía que, desde niño, nunca había sido escuchado. Entonces se lo pregunté: le dije si se había sentido así y dijo que eso era exactamente lo que había estado tratando de decirme durante años, pero por supuesto, yo no escuchaba. No sé cómo pudo darse cuenta de eso, Peter, porque no ha estado hablando con ______. Sin embargo, me alentó a preguntar y a escuchar atentamente las respuestas.
Aunque nuestro hijo ya tiene 19 años, usted nos ha dado la esperanza de saber que no es demasiado tarde para invertir la situación y ayudarlo a que descubra todo su potencial como ser humano. No es demasiado tarde para que empecemos a “funcionar” como una familia sana. Me alentó a preguntar y a escuchar, pero a escuchar en serio, lo que mi esposo y mi hijo tenían para decirme. Usted nunca usó la palabra "controladora", pero al hablar con usted y aprender a escuchar a _____, me dí cuenta de lo controladora que soy en ambas relaciones (como madre y como esposa). También me ayudó a encontrar un consejero aquí, que me ayudó muchísimo.
La primera vez que le escribí, estaba muy afligida y preocupada porque iba a perder a mi hijo; pero ahora, pienso en el futuro y veo nuestras vidas llena de esperanza. Mi hijo aún no ha dejado de consumir alcohol o drogas definitivamente, pero ya no discutimos y sus ataques de asma han desaparecido otra vez. También está asistiendo a un consejero.
La semana pasada, los tres juntos escalamos una montaña que está al oeste de Irlanda. Era algo que tratábamos de planear desde principios de año, pero lo cancelamos tantas veces a causa de la adicción de ________. ______ dijo que creía que vivíamos el comienzo de otra oportunidad para los tres. Y así lo creo. También creo que esta oportunidad llegó, en su mayor parte, gracias a su aliento, intuición y ayuda, Peter. Hemos recuperado a un hijo que todos los días nos dice que nos ama sinceramente. Nos estamos comunicando nuevamente. Continuamente usamos las palabras “afecto” y “amor”, Peter. Usted es una de las personas más generosa y afectuosa que he conocido.
Hace un tiempo, le envié una tarjeta con una cita de St. Frances Xavier: “Nada es tan fuerte como la ternura; nada es tan tierno como la verdadera fortaleza”. Para mí, ésa es la esencia del hombre que usted es, Peter.
No sé como darle las gracias, excepto diciéndole “gracias”. Con cariño.

6 de enero de 2011
Estimado Dr. Haiman:
Muchas gracias por toda la ayuda que me dio para encontrar otro abogado en ______ y por sus consejos acerca de mi situación con la tenencia de mi hijo. Sé que probablemente no sea mucho, pero quise enviarle mi agradecimiento con algo del dinero que recibí para Navidad. ¡Su ayuda ha sido muy importante para mí! Su consejo ha sido maravilloso, y es tan lindo sentir que tengo a alguien deseoso de luchar por el bienestar de mi hijo. ¡Muchas gracias!
Atentamente.

31 de mayo de 2011
Hola. ¡Acabo de descubrir los consejos tan sensatos que escribió en su página web! Soy psicóloga en una escuela, pero además, esposa, madre, hija y hermana. Tengo tres hijos. El mayor tiene 6 años. Últimamente me he sentido “encarcelada”. Siempre he sentido que los hijos son un regalo de Dios, pero usted logró que me diera cuenta, ayudándome a ser una madre más informada y consciente de cómo fui criada. Mis hijos son la llave para poder liberarme de mi pasado “encarcelado”. Quiero ser una mejor madre para mis hijos, y los hijos de mis hijos. Por lo tanto, si es necesario, iré a terapia.
Gracias.



 
 
Peter Ernest Haiman, Ph.D. Derechos de autor ©